“Lightyear”: un viaje espacial que va mucho más allá de una polémica absurda

ESPECTÁCULOS 04 de julio de 2022 Por Télam
La nueva película de Pixar es un homenaje a la ciencia ficción y es un nuevo ejemplo de la colaboración entre la Nasa y la industria del entretenimiento. En esta oportunidad, fue clave un astronauta de la agencia espacial que ayudo a darle realismo a las imágenes del espacio.
62bdce3a493bc_900

En 1995 se estrenó la primera película enteramente animada con computadoras: “Toy Story”, del estudio Pixar. Fue un parteaguas en el arte de la animación y en el cine en general. Uno de los protagonistas en esta historia de juguetes es Buzz Lightyear. El muñeco de plástico que llega al cuarto del niño Andy creyendo ser un Guardián Espacial del Comando Estelar sigue dando de qué hablar. Unos 27 años después, gracias a “Lightyear” podemos conocer la que habría sido la película que vio ese niño y que cuenta quién es el viajero espacial.

Si bien en los Estados Unidos -y a nivel mundial- la película no está cumpliendo con las expectativas en materia de recaudación, en nuestro país está al tope del ránking de las más vistas, superando ya el millón de espectadores. El pasado fin de semana la vieron en nuestro país 114.971 personas, acumulando ya 1.131.917 entradas vendidas, de acuerdo al portal Ultracine.

Si bien a “Lightyear” aún le falta para acercarse a la más vista en la historia del cine en la Argentina, que es “Toy Story 4” con 6,6 millones de entradas vendidas, los números alcanzados le permiten desplazar a otros tanques del momento, como “Jurassic World: Dominio”, algo que hasta el momento no sucedió en su país de origen.

Los títulos anteriores de Pixar, como “Soul”, “Luca” o “Red” fueron directamente a la plataforma de streaming Disney Plus por lo que el estreno de “Lightyear”, luego de casi dos años de pandemia y restricciones, es toda una novedad.

62bdce3a803b9_900

La película narra las aventuras de Buzz que junto a su mejor amiga, Alisha Hawthorne y los tripulantes de una nave visitan el planeta T' Kani Prime. Al llegar, se dan cuenta que si bien es habitable, resulta demasiado hostil. Cuando quieren abandonarlo, el “Space Ranger” comete un error por no aceptar la ayuda de un novato al estrellar la enorme nave espacial en la que se mueven, por lo que se quedan varados.

Al cabo de un año desarrollan la infraestructura para hacer un viaje de prueba. Para él serán solo cuatro minutos. Para quienes se quedan en T´Kani Prime pasarán cuatro años. Los intentos se sucederán mientras que la relatividad del tiempo va haciendo de las suyas. Así, pasan seis décadas que para Buzz son apenas viajes de unos minutos. De esta manera, podrá ver como transcurre la vida de su amiga, que se casa con una mujer y tienen un hijo.

62bdce3a61f9d_900

El breve momento en las que se ve a Alisha y a su pareja besándose generó la censura en 14 países y que en otros, como Perú y Guatemala, algunas cadenas de cine colocaran la advertencia de que la película contiene “ideología de género”. Según trascendió, el beso había sido borrado. Sin embargo, al calor de los reclamos de los creativos de Disney y Pixar para que la compañía se pronuncie a favor de derechos de la comunidad LGTBQ+ y en contra de las medidas antiderechos del gobernador de Florida, Ron De Santis, la escena finalmente fue incluida.

Lo primero que resalta en el filme es la calidad de la animación, de los escenarios espaciales y el diseño de los personajes. Es la ópera prima del director Angus MacLane, quien tiene una amplia trayectoria en Pixar. Desde que ingresó a trabajar en el estudio situado en la ciudad de Emeryville, en California, se interesó por el personaje de Buzz.

Ya desde entonces se preguntó qué película había visto Andy para interesarse tanto en ese juguete. Entre otros roles que cumplió, está la dirección de dos cortos (“Toy Story de Terror” y “Extra small”), en donde ya había tenido oportunidad de “jugar” con Buzz.

También trabajó en “Toy Story 2”, animando la escena del comienzo, el video juego que donde Zurg el malvado villano le hace perder la mitad del cuerpo de un cañonazo al héroe espacial.

62a881368f5d6_655

En esta oportunidad, MacLane tenía el desafío de readaptar a Buzz a una nueva realidad: ya no se trata de un juguete que cobra vida cuando los humanos no lo ven, sino de un humano que protagoniza una película, que funciona como precuela en el universo de “Toy Story”. El astronauta tiene similitudes, como el color de uno de sus trajes, algunas tomas de karate características o frases como “al infinito y más allá”, el reflejo del casco o las referencias a la “fusión cristalica”. Y a la vez hay sutiles pero importantes diferencias, como por ejemplo el hecho de que aquí podemos ver su pelo, en lugar de la clásica capucha violeta, así como podemos verlo sin su traje espacial.

La película está realizada como si fuera una de ciencia ficción realizada a fines de los 70 o principios de los 80. Por eso, la tecnología futurista es acorde a cómo se imaginaba el porvenir en esa época, con muchos botones y palancas. En ese sentido, no extraña que todo el filme funcione como un homenaje a la “Guerra de las galaxias”, una película que marcó a MacLane (y a todos sus compañeros de Pixar, como tantas otras generaciones de amantes de la aventura y el espacio).

62bdce3ac91d6_900

“Lightyear” es uno de los últimos ejemplos de la colaboración entre la Nasa y la industria cinematográfica, que tuvo un hito en 2008, cuando un muñeco de Buzz viajó a la estación espacial internacional.

En esta oportunidad, según informó la agencia espacial estadounidense, “los animadores y artistas utilizaron más de 3.000 imágenes y material de archivo para ayudar a crear el universo cinematográfico que se ve a lo largo de la película".

No sólo esto, sino que también contaron con el asesoramiento técnico del astronauta de la Nasa, Thomas Marshburn, que estuvo recientemente 175 días a bordo de la estación espacial internacional como parte de la misión SpaceX Crew-3 de la Nasa. La colaboración comenzó bastante antes, hace unos cinco años. Primero, el astronauta visitó Pixar. Luego los creativos estuvieron en el Johnson Space Center, en Houston, para una visita guiada. Desde la estación espacial, el astronauta habló con el director y productor de la película, tal como quedó reflejado en el documental “Más allá del infinito: Buzz y el viaje hacia Lightyear”, disponible en la plataforma Disney+.

Con esta nueva película, el universo de “Toy Story” se sigue expandiendo “al infinito y más allá”.62bdce3b06eee_900

Te puede interesar