Thomas: “Para los chicos no hay mejor lugar para aprender que la escuela”

EDUCACIONALES 03 de febrero de 2021
Durante el acto de inicio del ciclo lectivo 2021, el Director General de Escuelas, dio a conocer los objetivos y las políticas educativas.
DSC_3821

En el marco del acto de inicio del ciclo lectivo 2021, el director General de Escuelas de Escuelas, José Thomas, presentó este martes junto al gobernador Rodolfo Suarez los lineamientos y acciones que se implementarán durante el presente año.

Durante el encuentro el Gobernador Suarez confirmó la máxima presencialidad posible como el principal objetivo educativo para 2021 y, en este sentido, anunció una mayor inversión para infraestructura, conectividad e insumos.

El acto se desarrolló en el auditorio Ángel Bustelo, de Ciudad, y contó con la presencia  del vicegobernador Mario Abed; el presidente de la Cámara de Diputados, Andrés Lombardi y todos los funcionarios que conforman la DGE. En la jornada estuvieron presentes inspectores y supervisores de distintos niveles y modalidades y rectores de Institutos de Nivel Superior.

Tras el discurso del mandatario provincial, el Director General de Escuelas, presentó los lineamientos político-pedagógicos, que apuntan a sostener la continuidad en otro año de pandemia. Apoyado por imágenes y un repaso de las principales acciones del pasado ciclo lectivo, destacó la experiencia de 2020, la información precisa a través del GEM y un gran equipo para lograrlo: familias, celadores, docentes, directivos, supervisores y funcionarios.

Atravesado por los seis ejes de gestión (Disminución de la brecha socio-educativa; Trayectorias de alfabetización; Innovación pedagógica; Docentes, la clave del aprendizaje; Evaluación para la mejora continua; Uso eficiente de los recursos), Thomas hizo un repaso de la reacción que logró el sistema educativo en un año signado por la pandemia y las respuestas para acompañar a las familias y las escuelas. Recordó los programas pedagógicos, los recursos, los dispositivos tecnólogicos y plataformas para la educación virtual, la capacitación de los docentes, la entrega de alimentos, la producción de contenidos, las herramientas de gestión

Además indicó que el mayor desafío para 2021 será sostener la presencialidad, y para este gran objetivo se cuenta con operatividad pedagógica y tres herramientas fundamentales: 1) La experiencia: en noviembre y diciembre abrieron 750 escuelas y 18 IES; experiencias internacionales; investigaciones de organismos internacionales y nacionales; 2) aspecto estructural: Fondos nacionales; fondos provinciales; infraestructura edilicia y tecnológica; protocolos; y 3) Operatividad pedagógica: jornadas institucionales; adecuación GEM; escenarios posibles, alternancia, criterios (res. CFE); empoderamiento de los equipos directivos; Escuela Digital.

Presencialidad

Con respecto a la presencialidad, Thomas confirmó que “va a comenzar el 10 de febrero con las trayectorias más débiles. Los protocolos que tenemos hoy son con los que empezamos en 750 escuelas el año pasado. Con lo cual, el inicio del 10 va a estar regido por esos protocolos sin ningún problema. El 12 de febrero será el Consejo Federal de Educación de Nación, donde van a estar los lineamientos de los protocolos para este año. Para llevar tranquilidad a las familias, los protocolos serán similares, porque vamos evolucionando, no es que no sepamos qué vamos a hacer. Entendemos la incertidumbre, pero queremos llevar tranquilidad”.

“Sí puedo adelantar que van a haber dos o tres premisas que van a regir en la presencialidad y tendrán que ver: primero, con la matrícula de cada institución, porque lo que va a regir es el distanciamiento social adentro de la escuela. La distancia aún no está definida si será 1,50 metros, o un poco menos, y eso determinará cuántos estudiantes podrán estar dentro de cada aula. No tendremos aulas con 30 alumnos, a no ser que se trate de aulas donde entren 30 alumnos con esta disposición. Pongo un ejemplo: la resolución de utilizar el SUM como aula. Si la escuela tiene un SUM donde pueden entrar los alumnos con esa disposición, el director puede tomar la decisión de que algún curso pueda tener presencialidad absoluta. Es al máximo operativo de cada institución”, detalló.

El titular de la DGE destacó el empoderamiento de los responsables de cada institución, quienes contarán con todo el apoyo y acompañamiento del gobierno escolar. “Las opciones las definirá cada director en conjunto con los supervisores. Porque tenemos 1.300 edificios en toda la provincia y no tenemos la misma realidad de transporte, de cantidad de personas en las escuelas, de la realidad de los docentes. Por eso entendemos que los directores son quienes mejor conocen su realidad educativa para tener el mejor plan de acción, en consenso siempre con la comunidad”, manifestó.

“Excepto los chicos de riesgo, que son los únicos que están exceptuados, la idea es que todos los chicos vayan a la escuela con la mayor presencialidad posible. En algunos casos, puede ser presencialidad total. Tenemos un 19% de divisiones con menos de 15 alumnos, con lo cual ahí uno puede pensar que hay una gran cantidad de divisiones que podrían ir completas. Para los estudiantes de riesgo, no presencialidad. Docentes de riesgo, no presencialidad, pero seguirán trabajando”, aclaró. 

Y completó: “Lo que nosotros proponemos es dar recomendaciones y que los directores tengan la resolución final. Para los más chicos y para los fines de ciclo, más presencialidad. Preferentemente, franja horaria completa. Distanciamiento social, barbijo y elementos de higiene es la condición necesaria para poder tener presencialidad. Vamos a bajar lineamientos bastante precisos pero con un margen de acción para los directores que deben liderar la comunidad educativa”.

Vacunas

“Las vacunas dependen absolutamente del gobierno nacional. Está la prioridad para los docentes. No tenemos el calendario todavía. Pero de eso no depende en absoluto la presencialidad. A partir del jueves, vamos a hacer mesas de diálogos con todos los sectores, con todos los sindicatos invitados, pero también con todos los sectores de la sociedad porque lo que queremos es llevar tranquilidad y no obligatoriedad. Nosotros queremos convencer, como hemos hablado con los supervisores, que para los chicos no hay mejor lugar para aprender que la escuela. Lo que queremos es llevar tranquilidad para que los padres los puedan llevar tranquilos a una presencialidad cuidada”, expresó Thomas.

Conectividad

“Se va a combinar, no sabemos por cuánto tiempo. Esa combinación va a tener un fondo especial de 65 millones de Mendoza Educa y estamos buscando más financiamiento para garantizar la conexión entre docentes y alumnos. Donde se pueda con conectividad, pero donde no, con un presupuesto específico para fotocopias, para cuadernillos, para que el formato pedagógico que se utilice no sobrecargue la tarea docente en los tiempos de presencialidad.

Infrestructura

“Tenemos más de 750 escuelas que abrieron el año pasado, 600 escuelas intervenidas, 400 que estamos interviniendo, 122 escuelas con fondo COVID depositados en Nación. Pueden haber escuelas que tenemos un mes para terminar de arreglarlas. Porque lo que nosotros tenemos que garantizar es que estén operativas, para que los chicos estén en la escuela, que es el mejor lugar donde pueden estar. No quiere decir que van a estar perfectas”, advirtió.

Bimodalidad

Respecto a la división de tiempos para los docentes que deban trabajar virtual y presencialmente, “eso se resolverá con un modelo pedagógico que contemple la presencialidad y la virtualidad en el diseño pedagógico de cómo dar la clase. Tenemos un gran banco de excelentes prácticas del año pasado que nos ayudan a no sobrecargar al docente. Será un trabajo que no es sencillo, pero para eso también está el fondo de fotocopias y cuadernillos, con los cuales el docente puede trabajar con el alumno cuando está con él y entregarle el material para el resto del tiempo. Estamos buscando desde Nación modelos pedagógicos para que los docentes que no puedan estar en la escuela trabajen desde sus casas y los que puedan estar en la escuela hagan parejas pedagógicas o distintos formatos para que, entre todos, no se sobrecargue a ningún docente”, informó Thomas.

Evaluación

En cuanto al sistema de evaluación, “vamos a trabajar todo febrero en eso. Nosotros estamos muy conformes con el sistema de evaluación del año pasado en términos generales, con una visión de que el primer fin de la evaluación es la retroalimentación del alumno para que construya su aprendizaje, y no por una calificación para ver si pasa o no pasa de año. Ese modelo evaluativo es el que queremos mantener y trasladar a todas las escuelas. Vamos a trabajar todo febrero en eso”, completó.

Te puede interesar