Suarez viaja a Israel con el objetivo de conocer el sistema hídrico y su posible aplicación en Mendoza

PROVINCIAL 20 de abril de 2022
Se trata de una misión institucional cuyo objetivo es conocer e interiorizarse sobre las nuevas tecnologías de riego de precisión y el tratamiento y conservación del agua.
MG_4364-e1635548453929-700x449

El Gobernador Rodolfo Suarez viaja a Israel junto a otros siete gobernadores y funcionarios del Gobierno nacional. Se trata de una misión institucional donde el objetivo es conocer e interiorizarse sobre las nuevas tecnologías de riego de precisión y el tratamiento y conservación del agua. El viaje es financiado por el Consejo Federal de Inversiones (CFI) y se llevará adelante del 22 al 28 de abril.

Israel lleva más de 70 años a la vanguardia en materia de tecnología del agua. El país ha conseguido desarrollar algunas de las soluciones más innovadoras, como la desalinización, el riego por goteo y la medición inteligente. Actualmente, ha logrado ampliar los límites de la innovación al encontrar la solución para reutilizar el agua y las aguas residuales para que sean aptas para el riego.

Las tecnologías israelitas presentan una verdadera oportunidad para poder incorporar tanto en la provincia como en el país estos modernos sistemas de riego para la producción. La misión ofrece la posibilidad de entablar diálogo con los representantes de las principales empresas que llevan adelante este tipo de prácticas que son la clave para el desarrollo productivo de cara a la situación actual de sequía. Optimizar el uso del agua es fundamental para lograr mayores niveles de tecnificación y crear nuevos puestos de trabajo en uno de los sectores que más ha posibilitado el crecimiento económico.

Esa experiencia en zonas desérticas o con escasez de agua presenta particularidades similares a muchas regiones de Argentina, incluyendo las de la provincia de Mendoza. Por ello, incorporar este tipo de desarrollo en el uso y administración del agua permitirá ampliar las zonas de cultivos y potenciar las existentes en zonas de escasos recursos hídricos.

Además de la agenda oficial que el CFI estableció para los participantes, Suarez mantendrá otras reuniones en paralelo. El objetivo será atraer inversiones para la provincia que permitan aplicar el modelo de riego en Mendoza.

Agenda de actividades

Los funcionarios y gobernadores participarán en una presentación a cargo de Chelo Tunick, gerente de la división de Minería de Netafim. El joven es argentino y vive en Israel. Es uno de los fundadores de la empresa israelí que revolucionó el mundo de la agricultura con su innovadora tecnología de riego por goteo.

Visitarán Yad Vashem, una de las instituciones oficiales de Israel construida en memoria de las víctimas del Holocausto perpetrado por los nazis contra los judíos durante la Segunda Guerra Mundial. Es el principal Museo del Holocausto del mundo, frecuentado por líderes mundiales durante sus visitas oficiales al país.

También mantendrán reuniones bilaterales y charlas de intercambio con el embajador Jonathan Peled, vicedirector para América Latina; Michal Gur-Aryeh, vicedirectora de Asuntos Económicos; Shalom Trugman, coordinador de Asociaciones Público-Privadas, y Yehezkel Lifshitz, funcionario del Ministerio de Energía y Agua

Tienen prevista una visita a la planta central de filtrado Eshkol de Mekorot. Se trata de la única de su tipo en Israel y es la cuarta más grande del mundo. Esta instalación filtra agua desde el lago Kineret (Mar de Galilea) de forma diaria y mejora la calidad del agua hasta estándares internacionales. Este proyecto a gran escala se desarrolló con una inversión de 250 millones de shekel e implica desafíos de ingeniería y paisajes complejos. El proyecto incluye la construcción de uno de los reservorios de agua potable más grandes del país, con capacidad de 215 mil metros cúbicos, que favorece el desarrollo y crecimiento de las localidades y otros asentamientos de la zona.

Luego, el presidente de la Cámara de Comercio Israel-Golfo Pérsico, Henrique Cymerman Benarroch, brindará una charla. Se trata de uno de los principales expertos a nivel mundial sobre la realidad de Medio Oriente y las nuevas tendencias de acercamiento entre Israel y los países del Golfo. Es un periodista israelí de origen portugués y español que trabaja como corresponsal en Oriente Medio para SIC (Portugal), La Vanguardia (España) y Mediaset España, GloboNews (Brasil), Canal 2 (Israel), y 124 news en francés e inglés.

La comitiva también visitará el proyecto Menashe, que se estableció en 1967/8 para aprovechar el agua que fluye en el río Dalia, el río Taninim (y su afluente, el río Swallow) y el río Ada (y su afluente, el río Barkan). La planta recoge en un canal de desvío compartido las aguas de inundación que fluyen en los arroyos que descienden de Ramat Menashe. En el camino hacia el oeste también se agregan las aguas del río Mishmarot, que lo atraviesa. Desde el canal de desvío, el agua fluye gracias a la gravedad hacia un depósito subterráneo en la arena de Cesarea, desde donde se puede bombear el agua regularmente de acuerdo con las necesidades locales y las políticas nacionales de consumo.

Más tarde recorrerán la estación de bombeo Kisalon de Mekorot, que cuenta con seis unidades de bombeo horizontales con capacidad de 10.700 m3/h. Incluye el tendido de líneas de succión e impulsión de 100 m. La estación bombea el agua al túnel que provee suministro a Jerusalén y los pueblos aledaños hasta Palestina.

Visitarán también la planta de reciclaje de agua de Shafdan. Es la más grande de Medio Oriente y una de las soluciones para aumentar el suministro de agua en condiciones de escasez. Cada gota de agua pasa por un círculo económico inteligente, sofisticado y sostenible, creando una sinergia entre el uso doméstico y agrícola. Un ejemplo de uso circular del agua es la Tercera Línea al Negev, que transporta 140 millones de metros cúbicos de agua reciclada al año desde el área metropolitana central de Israel hasta la gestión agrícola avanzada en el desierto del sur. Luego del tratamiento, el agua es inyectada al acuífero, donde pasa por un proceso natural de filtrado hasta llegar a los agricultores del desierto.

También mantendrán una reunión con Yair Lapid, ministro de Relaciones Exteriores y primer ministro alterno de Israel.  Además, planean recorrer la planta de desalinización Granot, de Mekorot, que pertenece a un proyecto amplio que tiene como objetivo preservar el acuífero de la costa mediterránea a través de la extracción de las sales acumuladas, con capacidad del desalinizar 40 mil metros cúbicos diarios.

A diferencia de la desalinización de agua de mar, esta instalación en particular desaliniza el agua salobre bombeada de pozos en el área y, por lo tanto, evita la propagación de agua salobre por todo el acuífero costero.

La comitiva visitará Teshuva Agricultural Projects, planta que fue fundada hace 60 años y, con presencia en 10 países, la compañía se centra actualmente en sistemas de hidroponía a gran escala basada en los métodos más avanzados. En 2004 desarrolló un método de cultivo hidropónico único basado en NFT (técnica de película de nutrientes), que comenzaron a exportar al mundo.

La empresa Granot también formará parte de las visitas. Se trata de una corporación cooperativa de 20 fábricas y compañías del sector agrícola, que pertenecen a los 43 kibutzim de la región costera y central de Israel. Fue establecida en 1940 con el objetivo de usar métodos económicos modernos, aplicados al marketing de los productos agrícolas, y para reducir los precios de las compras de los bienes para las granjas de sus miembros. Unir a las granjas en una gran cooperativa hizo posible la adquisición y la utilización de las tecnologías necesarias para procesar los productos agrícolas. Actualmente, Granot ayuda a reducir los costos de operación y ofrece un servicio financiero para sus miembros, cuando estos necesitan usar el capital necesario para operar y mantener sus negocios y sus granjas agrícolas.

Netafim Magal, la empresa líder en tecnología israelí de riego por goteo, será otra de las plantas que tienen previsto recorrer. Cuenta con oficinas en 50 países de todo el mundo, incluyendo la Argentina. La empresa tuvo su origen en 1965, en el desierto del Negev en Israel, buscando producir alimentos en suelos estériles y con poca agua disponible. Esta lucha constante les enseñó a combinar el riego de precisión, conocimiento agronómico y constante innovación para ayudar a los agricultores a producir cualquier cultivo, en cualquier clima, con menos recursos.

Te puede interesar