En el barco navegamos todos juntos 

SAN RAFAEL 27 de mayo de 2021
Opinión del Diputado Provincial - Adrian Reche.
3a

La Pandemia dejó muchísimas enseñanzas no solo en lo sanitario sino también en lo institucional donde la grieta fue un impedimento para el combate contra el virus. 

En el inicio de la cuarentena, el año pasado, hubo un soplo fresco dentro de la vida institucional argentina cuando oficialismo y oposición se juntaron para instrumentar políticas en común y unificaron el discurso para mejorarle la vida a los argentinos. 

Pero la brisa duró poco y los egoísmos volvieron a prevalecer tanto del lado del gobierno como de la oposición. El resultado fue un desastre sanitario con miles de muertos y millones de contagiados que pusieron en jaque al sistema sanitario. 

En San Rafael tenemos la oportunidad de cambiar este escenario si juntos remamos para el mismo lado porque en el barco navegamos todos y si las cosas se hacen mal nos hundimos "todos". 

El diálogo es la herramienta más fructífera para conseguir consensos, aunar criterios y terminar con esta grieta que se parece al virus que estamos padeciendo. 

Existen un abanico de propuestas de ambos lados, el tema es congeniarlas sin egoísmos para ayudar a los médicos que se debaten entre la vida y la muerte de amigos, familiares y conocidos; pero también encarar las propuestas necesarias para sostener la endeble situación económica de miles de sanrafaelinos que deben ganarse el pan día a día. Debemos tener sentido común.

El oficialismo local tiene un gran poder en el territorio, pero necesita de la oposición para gobernar y encontrar equilibrio. Buscar el sendero más allá de las vacunas es nuestro desafío con propuestas que se puedan llevar a cabo. 

No sería nada malo buscar eficientizar el uso del nuevo hospital modular y aprovecharlo para descongestionar el Schestakow o algunas clínicas privadas. Debemos repensar su utilización para por lo menos descongestionar las guardias en casos de primeros auxilios. 

Otro tema para revisar son los testeos. No se utiliza esta herramienta para encontrar a la persona infectada y aislarla para que deje de contagiar al resto de la población. La esperamos estáticos a que lleguen con los síntomas.

Una política agresiva de testeos rápidos por ejemplo al personal del Municipio, empleados judiciales, y miles de reparticiones públicas que día a día cumplen su tarea para brindar los mejores servicios a los ciudadanos ayudaría a evitar la reproducción del virus en la propia Comuna. Esto no es nuevo, lo hace el municipio de Godoy Cruz sobre las reparticiones públicas asentadas en su territorio.

Lo mismo se puede trasladar a Centros de Salud municipales y provinciales, a centros de consumo masivo como supermercados, mayoristas, ferias e incluso Comerco. Empezar con ese esquema evitaría mayores dolores de cabeza, se abrirían más bocas a las existentes y evitaría aglomeraciones en la puerta del hospital, en OSEP, en el Lapromed o en el hospital modular. 

Poder consensuar estos temas con el jefe Comunal y buscar recursos en la provincia dentro de un marco de convivencia política es la única solución que tenemos hasta que lleguen las vacunas. Por eso necesitamos terminar con la grieta, empezar a caminar todos juntos para superar la Pandemia y terminar con tanta muerte y dolor.

Te puede interesar