Mendoza Activa: la historia del emprendedor que llegó a la provincia para hacer comida japonesa

PROVINCIAL 29 de abril de 2021
Invertirá más de $2 millones en equipamiento gastronómico.
131415382_10224565623954852_7538971878496544544_n

El programa Mendoza Activa se ha convertido en una herramienta eficiente para aquellos mendocinos que, a pesar de las dificultades que genera en la economía la pandemia de COVID-19, supieron sortear las dificultades y buscan hacer crecer sus proyectos.   

Es el caso de Federico Giménez, oriundo de la provincia de San Juan, quien viene trabajando fuertemente en el desarrollo y crecimiento de su emprendimiento gastronómico, Ai Sushi. Es que, con el afán de abrir una nueva sucursal en nuestra provincia, la cuarta, presentó un proyecto de inversión de $2.174.871,71, orientado a la compra de maquinaria y demás elementos gastronómicos necesarios para desarrollar su actividad.  

Según detallaron desde el Ministerio de Economía y Energía, a través del Instituto de Desarrollo Comercial (IDC), el emprendedor presentó el proyecto para comprar heladeras y elementos de cocina, mobiliario, materiales para poner a punto un local desde lo eléctrico, estético y seguridad hasta mercaderías necesarias para la apertura de la nueva sucursal.  

“El objetivo que nos hemos planteado es que las inversiones que hagamos sean siempre de proveedores locales. Estuvimos viendo que podemos armar un local con proveedores mendocinos. Hay algunos productos que necesariamente debemos comprarlos en Buenos Aires porque son importados. Pero el resto de las necesidades se cubren con proveedores de acá”, destacó Giménez.  

130804321_10224565624034854_9044489639483740552_n

Inversión en la provincia  

Giménez (27) llegó a Mendoza hace 8 años, principalmente, por su amor al rugby. Paralelamente obtuvo el título de contador público nacional y actualmente es el fundador de la marca Ai Sushi, con cuatro locales comerciales ubicados en Mendoza (3) y en San Juan (1).   

“Me gusta mucho la gastronomía. Muchos te dicen que el rubro es muy complicado y demandante, pero, a los que nos gusta, igual nos metemos. Comencé a hacer sushi en mi departamento con el objetivo de llegar principalmente a conocidos y familiares. No conocía nada del rubro, me gusta cocinar, pero de este producto dentro de la gastronomía no conocía nada”, remarcó Federico al hacer un repaso de sus primeros pasos en la actividad.   

Producto del incremento sostenido de ventas y la incorporación de nuevos clientes, el emprendimiento requirió dar el siguiente paso en importancia: establecer el primer local comercial con atención directa al público. Para darle mayor visibilidad y un espacio donde los clientes pudieran acceder a la compra directa, la primera sucursal fue abierta en calle Tucumán 509 del barrio Bombal, en Godoy Cruz.   

Federico relató: “Cuando logramos abrir el primer local, fue realmente muy importante. Significaba que no tenía que convivir más con el negocio y eso ya era un montón. Antes de dar ese paso, recibí mucho apoyo de mis vecinos de edificio y amigos quienes me bancaron hasta que pude abrir el local. Nuestro público nos siguió eligiendo, gracias a que el producto se iba recomendando de boca en boca”.   

Producto de esa fidelidad, Ai Sushi incorporó un segundo local, ubicado en Chacras de Coria (Pannocchia 5407). Para este local, desde la firma decidieron sumar gente con más experiencia en el rubro, con lo que mejoró considerablemente el producto final. El negocio siguió creciendo y, en diciembre del año pasado, abrieron el primer local comercial en la provincia de San Juan.   

A pesar de la situación económica por la que atraviesa el país y el mundo, este año, y a un mes de cumplir 5 años en el rubro, Ai Sushi logró abrir su cuarto local comercial ubicado en el departamento de Maipú, concretamente en el paseo Alta Italia.     

Sobre los motivos que lo llevaron a desarrollar proyectos gastronómicos, dijo: “No tengo a nadie que me haya enseñado del rubro. Soy el primero en mi familia que se dedica a la actividad comercial. Mi mamá es profesora de educación física y mi papá es contador. Soy el mayor de tres hermanos. Mi hermana es estudiante de turismo y hotelería y el más pequeño de los tres es estudiante de ingeniería”. 

Proyectos a futuro   

Consultado Federico sobre cuáles son los objetivos que se persiguen a corto y mediano plazo, explicó: “La intención es avanzar en la puesta en marcha de un centro de producción y distribución. Esto nos permitirá abastecer a los locales comerciales que ya tenemos en marcha, como también a aquellos quienes formen parte de nuestra franquicia, para lo cual ya estamos trabajando. De entrada, con este proyecto, estamos pensando en la posibilidad de dar trabajo a unas 20 personas más”, remarcó.     

Te puede interesar