“Verano con puentes”: el espacio que vincula a estudiantes con trayectorias débiles

EDUCACIONALES 16 de febrero de 2021
Son estudiantes de 2° y 3° grado de Nivel Primario, y de 2° año de Nivel Secundario.
jóvenes-solidarios6

En el marco del programa “Acompañar: puentes de igualdad”, propuesto por el Ministerio de Educación de la Nación, según Resolución N° 369/2020-CFE, el programa “Verano con puentes” se propone, a través de actividades educativas y recreativas no escolares, favorecer la revinculación de los estudiantes cuya continuidad pedagógica se vio críticamente afectada durante la pandemia por COVID-19.

“Verano con Puentes” busca generar oportunidades de encuentro entre pares por medio de talleres donde la recreación, el esparcimiento y el aprendizaje se conjuguen para fortalecer el deseo de aprender y contribuir al restablecimiento de la continuidad de las trayectorias escolares.

En la provincia de Mendoza, “Verano con Puentes” encuentra un espacio propicio en línea con los objetivos de la gestión: disminuir la brecha socioeducativa y fortalecer las trayectorias de alfabetización. Además recupera recursos desarrollados desde el Plan de Lectura y Escritura Mendoza (PLEM), el Programa Provincial de Articulación y el Programa Provincial de Alfabetización, que significan fortalezas para atender a las necesidades tan particulares que atravesamos.

“Verano con puentes” en Mendoza se plasma en los talleres Puentes de palabras y Puentes de alfabetización, dirigidos a dos grupos focales de destinatarios que transitan momentos especialmente claves de la trayectoria escolar:

1.    Estudiantes que cursaron la Unidad Pedagógica (primero y segundo grados) durante 2020.

2.    Estudiantes que cursaron primer año de secundaria en 2020.

La política educativa provincial entiende la alfabetización como un proceso multidimensional, complejo y extenso (12 años intensivos), orientado a desarrollar competencias para comprender y producir textos escritos con distintos propósitos, formatos y soportes. Moviliza recursos cognitivos, lingüísticos, motrices, socio-emocionales y de conocimiento del mundo, es decir que requiere un abordaje integral al mismo tiempo que la calidad de su desarrollo impacta en la integralidad del sujeto. La alfabetización puede ser motor de nuevos aprendizajes o causa de fracaso, su impacto se expande más allá de los límites de la escolaridad. Alfabetización y autoestima van de la mano.

En consecuencia, vincular el programa “Verano con puentes” con alfabetización resulta sumamente potente. Particularmente, el Programa “Queremos Aprender”, vigente en Mendoza, sustenta el principio de participación guiada como modo de enseñar y aprender, y resulta especialmente adecuado para el formato taller. La propuesta se materializa en juegos, lecturas compartidas y proyectos que permiten explorar, ensayar, equivocarse, producir colaborativamente, recuperar confianza, sentido de pertenencia y deseos de seguir asumiendo desafíos.

Los docentes que estarán a cargo de los talleres han participado de instancias de capacitación los días 8 y 9 de febrero pasados.

Detalles del Programa

El programa finalizará el 31 de marzo y, para lograr una mejor asistencia de los talleristas en su desarrollo, contará con diez asistentes territoriales, cinco coordinadoras regionales y una coordinadora general. La propuesta, que llega desde el gobierno nacional, y que impulsa la DGE, se transforma en un recurso valioso para los chicos para volver a conectarse con la escuela y sus compañeros, de manera presencial y lúdica.

El Programa “Acompañar: puentes de igualdad” ya arrancó este miércoles 10 de febrero y va a desarrollarse durante todo el ciclo lectivo 2021, y que durante esta primera etapa, que abarca febrero y marzo, beneficiará 4.000 alumnos de 200 escuelas que serán acompañados por 200 talleristas, quienes van a llevar a cabo la tarea de revinculación de alumnos con trayectorias débiles, de 2° y 3° grado de Nivel Primario, y de 2° año de Nivel Secundario.

El programa va a destinar a las escuelas una suma de dinero que se depositará durante los dos meses que va a durar la iniciativa, y que cada director va a poder utilizar para la compra de merienda o refrigerio para los chicos, material de sanitización y material didáctico que cada tallerista utilizará.

Te puede interesar