Israel volvió a a bombardear Gaza luego de que Hamás liberó a dos rehenes de EEUU

El ataque se concretó este sábado por la noche. No hay reportes sobre posibles víctimas

MUNDO 21 de octubre de 2023
image-1268

Israel siguió bombardeando intensamente objetivos en toda Gaza durante la noche del sábado, después de que el primer ministro Benjamin Netanyahu prometió "luchar hasta la victoria" tras la liberación de los dos primeros rehenes por parte del grupo Hamás, que gobierna el enclave.

Después de que Netanyahu señaló que Israel no iba a detener su ataque aéreo ni su esperada invasión terrestre, el Ejército israelí dijo que sus aviones de combate habían atacado "un gran número de objetivos terroristas de Hamás en toda la Franja de Gaza", incluidos centros de mando y posiciones de combate en el interior de edificios de varios pisos.

Funcionarios médicos palestinos y medios de comunicación de Hamás afirmaron que la aviación israelí había atacado durante la noche varias casas familiares en Gaza, uno de los lugares más densamente poblados del mundo, matando al menos a 50 personas e hiriendo a decenas.

El Ejército israelí informó de una nueva salva de cohetes desde Gaza contra comunidades fronterizas del sur de Israel antes del amanecer, y después de una tregua hasta que sonaron las sirenas en la ciudad portuaria de Ashdod, a unos 40 kilómetros al norte del enclave palestino.

No hubo noticias inmediatas de víctimas en ninguno de los dos incidentes.

Hamás liberó el viernes a las estadounidenses Judith Tai Raanan, de 59 años, y a su hija Natalie, de 17, que se encontraban entre las 210 secuestradas en el ataque transfronterizo del 7 de octubre contra el sur de Israel perpetrado por militantes del movimiento islamista.

Una imagen obtenida por Reuters tras su liberación mostraba a las dos mujeres flanqueadas por tres soldados israelíes y cogidas de la mano de Gal Hirsch, coordinador israelí para los cautivos y desaparecidos.

Contactado por teléfono en Bannockburn, Illinois, en las afueras de Chicago, Uri Raanan, el padre de la adolescente, dijo que habló con su hija por teléfono. "Suena muy, muy bien, muy feliz y se la ve bien".

Se trata de los primeros rehenes liberados confirmados por ambas partes en conflicto desde que hombres armados de Hamás irrumpieron en Israel y mataron a 1.400 personas, en su mayoría civiles, en el ataque individual más mortífero contra israelíes desde la fundación del país hace 75 años.

Según el Ministerio de Salud de Gaza, las represalias israelíes con ataques aéreos y de misiles han causado la muerte de al menos 4.137 palestinos, entre ellos cientos de niños, mientras que más de un millón de los 2,3 millones de habitantes del territorio asediado se han visto desplazados.

Israel ha acumulado tanques y tropas cerca de la frontera vallada que rodea el pequeño enclave costero para una invasión terrestre planeada con el objetivo de aniquilar a Hamás, tras varias guerras inconclusas que se remontan a su toma del poder en Gaza en 2007.

El primer convoy de ayuda humanitaria de emergencia enviado a la Franja de Gaza desde el estallido de la guerra comenzó a circular el sábado por el paso fronterizo de Rafah desde Egipto, tras días de disputas diplomáticas sobre las condiciones para la entrega de la ayuda.

Naciones Unidas dijo que el convoy de 20 camiones incluía suministros vitales que recibiría la Media Luna Roja Palestina.

Hamás dijo que la entrega incluía medicinas y cantidades limitadas de alimentos, pero no combustible.

El Ejército israelí dijo que la ayuda humanitaria que entre en Gaza irá sólo a las zonas del sur del enclave, donde ha instado a los civiles palestinos a congregarse para evitar sus combates con Hamás.

Funcionarios de la ONU afirman que se necesitan al menos 100 camiones al día en Gaza para cubrir las necesidades urgentes, y que cualquier entrega de ayuda debe ser sostenida y a escala.

Antes del estallido del conflicto, un promedio de unos 450 camiones de ayuda llegaban diariamente a Gaza, sometida desde hace años al bloqueo israelí y egipcio.

El secretario general de la ONU, Antonio Guterres, recorrió el viernes el puesto de control del lado egipcio y pidió que entre en Gaza un número significativo de camiones al día, y que los controles -en los que insiste Israel para impedir que la ayuda llegue a Hamás- sean rápidos y pragmáticos.

LIBERACIÓN DE REHENES

Netanyahu afirmó a última hora del viernes que Israel no cejará en su empeño de "traer de vuelta a todos los secuestrados y desaparecidos (...) Al mismo tiempo, seguiremos luchando hasta la victoria".

Abu Ubaida, portavoz del brazo armado de Hamás, dijo que los rehenes fueron liberados en parte "por razones humanitarias" en respuesta a los esfuerzos de mediación cataríes.

El ministro de Defensa israelí, Yoav Gallant, dijo que lograr los objetivos de Israel no sería rápido ni fácil.

"Derrocaremos a la organización Hamás. Destruiremos su infraestructura militar y de Gobierno. Es una fase que no será fácil. Tendrá un precio", dijo Gallant ante una comisión parlamentaria.

Añadió que la fase siguiente sería más larga, pero que su objetivo era lograr "una situación de seguridad completamente diferente", sin amenazas para Israel desde Gaza. "No es un día, no es una semana y, por desgracia, no es un mes", dijo.

BOMBARDEO A UNA IGLESIA

El Patriarcado Ortodoxo de Jerusalén, la principal confesión cristiana palestina, dijo que las fuerzas israelíes habían atacado la Iglesia de San Porfirio en la ciudad de Gaza, donde cientos de cristianos y musulmanes habían buscado refugio.

El Ejército israelí dijo que parte de la iglesia había resultado dañada en un ataque contra un centro de mando militante cercano.

Israel ya ha ordenado a todos los civiles que evacuen la mitad norte de la Franja de Gaza, que incluye la ciudad de Gaza. Muchas personas aún no se han marchado porque temen perderlo todo y no tienen ningún lugar seguro al que ir, ya que las zonas del sur también están siendo atacadas.

A la pregunta de si Israel había seguido hasta ahora las leyes de la guerra en su represalia, el secretario de Estado estadounidense Antony Blinken reiteró el viernes que Israel tenía derecho a defenderse y asegurarse de que Hamás, respaldado por Irán, no podía volver a lanzar ataques.

"Es importante que las operaciones se lleven a cabo de acuerdo con el derecho internacional, el derecho humanitario y el derecho de la guerra", afirmó.

La oficina de asuntos humanitarios de las Naciones Unidas dijo que más de 140.000 viviendas -casi un tercio de todas las de Gaza- habían sufrido daños y que casi 13.000 estaban completamente destruidas.

Hasta ahora, los líderes occidentales han apoyado mayoritariamente la campaña de Israel contra Hamás, aunque existe un creciente malestar por la difícil situación de los civiles en Gaza.

Muchos Estados musulmanes, sin embargo, han pedido un alto el fuego inmediato, y el viernes se celebraron protestas en ciudades de todo el mundo islámico para exigir el fin de los bombardeos.

En Cisjordania, ocupada por Israel, donde la violencia ha recrudecido desde que Israel comenzó a bombardear Gaza, las tropas israelíes mataron a tiros a un adolescente palestino durante unos enfrentamientos cerca de la ciudad de Jericó.

Desde que estalló la guerra entre Israel y Hamás, las zonas fronterizas entre el sur de Líbano y el norte de Israel también han sido escenario de enfrentamientos constantes, aunque hasta ahora limitados, entre el ejército israelí y combatientes del grupo islamista chií libanés Hezbolá.

El Ejército israelí dijo el sábado que un soldado había muerto por un ataque con misiles en la frontera libanesa, en un comunicado en el que no dio detalles sobre la hora o el lugar exactos.
 
  Escrito por Noticias Argentinas  
NA - Buenos Aires, Argentina

Te puede interesar
Lo más visto
WhatsApp-Image-2024-05-28-at-17.52.14-1

Mendoza fue elegida como “un modelo de gestión contra el delito de metales”

PROVINCIAL 28 de mayo de 2024

Invitada por la Comisión de Seguridad Patrimonial del Instituto Argentino del Petróleo y del Gas, la ministra de Seguridad y Justicia expuso sobre el impacto de la Ley 9447/22, en el marco del plan integral destinado al control de la compraventa de metales no ferrosos, que lleva adelante la provincia. En el encuentro la funcionaria destacó la importancia de la cooperación entre el Gobierno, el sector privado y el Ministerio Público Fiscal para hacer frente a esta problemática.