Traslado de Pocha y Guillermina: las elefantas reciben el afecto de la gente durante el camino

PROVINCIAL 09 de mayo de 2022
El estado en general de las elefantas es muy bueno, van muy tranquilas y relajadas. Reciben atención permanente del equipo de especialistas que las acompaña.
IMG-20220507-WA0106

Mendoza, el país y el mundo siguen con alegría y ansias el viaje de Pocha y Guillermina rumbo al Santuario Natural de Elefantes (SEB) en Mato Grosso, Brasil. El traslado de las dos elefantas hacia la libertad, luego de haber pasado sus vidas encerradas en el que fue el Zoológico de Mendoza, no pasa desapercibido. En cada parada del camino reciben saludos y muestras de cariño de los lugareños.

El secretario de Ambiente y Ordenamiento Territorial, Humberto Mingorance, declaró: “El estado de las elefantas es realmente muy bueno, viajan tranquilas y relajadas. Han podido descansar y dormir durante la noche y el equipo de traslado les brinda la atención necesaria de manera permanente. Estamos frente a un inmenso trabajo logístico coordinado que el mundo está presenciando, cuyo objetivo es muy claro: el bienestar animal”.

En estos momentos, las elefantas se encuentran transitando rutas de la provincia de Entre Ríos con el objetivo de llegar mañana a la frontera con Brasil.

El consejero del Ecoparque por parte de la Fundación Franz Weber, Leandro Fruitos, quien se encuentra en viaje junto con el equipo de especialistas, explicó que Pocha y Guillermina han enamorado a cada una de las personas que las esperaban en el camino para saludarlas y a quienes se acercaban en cada parada realizada para abastecimiento de combustible: “Claramente llaman la atención, han sido muchísimas las muestras de cariño a lo largo de todo el camino y en cada estación de servicio donde paramos. Estamos muy contentos”, relató.

Fruitos detalló que Pocha y Guillermina vienen muy bien, están muy tranquilas, como lo estuvieron en el Ecoparque durante la carga: “Han podido comer, beber agua, tocarse sus trompas. Como las cajas van una al lado de la otra, se pueden ver, se pueden oler, se pueden comunicar. Cada dos horas y media o tres horas vamos parando y verificando el estado de situación de ellas. El estado es muy bueno, van muy tranquilas, de hecho han podido dormir durante el viaje. Por la noche descansamos aproximadamente seis horas todo el equipo humano y ellas también así viajan confortables”.

Se estima que mañana estarán cruzando la frontera con Brasil rumbo a su destino final en el Mato Grosso. 

La directora de Ecoparque, Mariana Caram, concluyó: “Quiero resaltar una vez más la gran e invalorable colaboración del equipo de Ecoparque: los cuidadores, personal de mantenimiento y veterinarios especialmente designados, que en todo momento asumieron los retos de un emprendimiento de esta magnitud. También vuelvo a destacar el crucial apoyo de la Secretaría de Ambiente y Ordenamiento Territorial, del Consejo Consultivo del Ecoparque Mendoza, de Fiscalía de Estado, del Gobierno Provincial, de autoridades y especialistas del Santuario de Brasil, y de la Fundación Franz Weber, gracias a quienes es posible que Pocha y Guillermina estén transitando hoy su camino hacia una vida más digna, hacia su libertad”.

Santuario de Elefantes de Brasil

SEB es una organización sin fines de lucro que ayuda a transformar las vidas y el futuro de los elefantes cautivos en América del Sur. Su origen se remonta a 2012, a partir de la alianza internacional entre Elephant Voices y Scott Blais, cofundador de The Elephant Sanctuary en Tennessee, EEUU. Esta alianza dio lugar a Global Sanctuary for Elephants, que en 2013 sienta las bases de la Asociación SEB en suelo brasileño.

El santuario obtuvo la habilitación de operación por parte del Gobierno brasileño en 2018 y recientemente, certificó estándares de excelencia por parte de The Global Federation of Animal Sanctuaries, convirtiéndose en la única institución latinoamericana con este prestigioso aval.

El santuario presenta un bioma apropiado para la especie, posee recintos completamente naturales disponiendo de matorrales y áreas abiertas cubiertas de vegetación. Cada recinto tiene dimensiones muy amplias (entre 40 y 400 hectáreas cada uno). Allí, se les proveen dietas excepcionales a los animales y tienen atención veterinaria de alta calidad durante toda su vida.

Te puede interesar