Una mujer usó el cuaderno de comunicaciones de su hijo para denunciar violencia de género

PROVINCIAL 24 de febrero de 2022
La docente activó el protocolo dispuesto por la Dirección General de Escuelas (DGE) y se dio aviso a la policía, que detuvo al hombre en la localidad de Godoy Cruz.
62167319392a3_900

Una madre utilizó el cuaderno de comunicaciones de su hijo para pedir ayuda la maestra y denunciar que era víctima de violencia de género en Mendoza, y tras la denuncia pudo ser rescatada por personal policial ya que “se pudo actuar rápidamente", señalaron desde la Dirección General de Escuelas (DGE) provincial.

“No tenemos registro de un caso parecido, pero se pudo actuar rápidamente y con celeridad y obtener buenos resultados”, dijo esta tarde a un medio local la inspectora de la Regional Centro de la DGE, María Juana Canilla.

El hecho, difundido en las últimas horas, ocurrió en la tarde de ayer cuando el niño ingresó a la escuela en la localidad mendocina de Godoy Cruz y le entregó el cuaderno de comunicaciones a la docente, quien lo contuvo.

"Seño, sé que puedo contar con usted, necesito que me ayude y cuando lea esta nota, por favor mande a la policía a mi casa, mi pareja me pega y no tengo celular, su nombre es, (agrega el nombre de su agresor)", es la nota que escribió la víctima.

Luego de leer la nota, la docente dio aviso a las autoridades de la escuela y activaron el protocolo dispuesto por la DGE y realizaron la denuncia policial correspondiente.

Sobre esto último, Canilla contó: “Los docentes saben que hay indicadores que le están señalando que hay situaciones que pueden estar ocurriendo en las que tienen que estar atentos, y ahí hay que ir derivando las acciones a los organismos que tienen que intervenir”.

“En este caso puntual, abrió el cuadernito y vio la nota, no lo dejó pasar, no lo dejó para después, actuó de inmediato, llamó a la directora, la escuela siguió funcionando normalmente y la directora con la maestra activaron con la Policía”, explicó Canilla.

Luego de contener al niño y dar aviso a las autoridades y a la Policía de la zona, un móvil de la fuerza concurrió a la vivienda de la víctima y al ingresar la encontraron encerrada en el baño de la casa.

Tras una entrevista, contó que hacía "cuatro meses" que su pareja la mantenía "incomunicada y que sufrió golpes y maltrato verbal".

Fue clave para las autoridades y para la víctima poner en marcha el protocolo para estos casos.

“La DGE tiene un protocolo que va guiando, va acompañando a los directivos y a los docentes para ayudar en situaciones emergentes, este es una caso de situación emergente de alta gravedad”, resalto la inspectora.

Canilla resaltó la reacción de la docente, quien “con mucha capacidad, mucha escucha y mucha atención se alerta ante este chiquito que le dice: 'Seño, tengo algo en el cuaderno que te manda mi mamá'. La docente esto no lo deja pasar”, ponderó la funcionaria.

La inspectora resaltó que “la escuela es de puertas abiertas, tienen que estar junto a las familias y éstas con la escuela. De nada sirve una familia que está en la vereda de enfrente, y generar estos espacios de vínculo, de confianza, de reuniones. Esto nos va a permitir estar acompañando a muchas mujeres que nos necesitan”, concluyó.

Con la declaración de la víctima, la policía aprehendió a su pareja, quien quedó a disposición de la Justicia y se espera que en las próximas horas se le comunique el delito que se le imputa.

Por su parte, la directora de Género y Diversidad de Mendoza, Belén Bobba, se refirió al tema: “Hay veces que buscamos estrategias para pedir ayuda y hay sectores del Estado, como salud o educación, que lo tienen en territorio, y muchas veces es la llegada para poder abrirnos a situaciones, por ejemplo, de violencia de género y comunicar ciertas situaciones que están pasando”.

También puntualizó que “es muy importante en este caso el rol que tuvo la maestra para prestar atención y tener esta escucha, de poder comprometerse con la situación de violencia de género”.

Bobba agregó que “son realidades que pasan, muchas víctimas están secuestradas de alguna manera, y estas estrategias son las que tienen a mano para poder salir de esa situación”.

Desde la Dirección de Género y Diversidad señalaron que acompañan y atienden por lo menos a cinco o seis mujeres por día que llegan de diversas localidades provinciales.

“Tenemos una articulación importante con las áreas municipales porque hay una territorialización del abordaje”, aportó Bobba.

La directora de Género recordó a quienes sufren violencia de género “que lo primero ante esta situación es llamar a la línea de emergencia 911. En tanto, si es una situación de consulta de abordaje, para saber qué hacer, pueden acercarse a las áreas municipales que todos los departamentos tienen a la Dirección de Género, desde donde se hace un abordaje interdisciplinario”, concluyó.

Otros casos en Mendoza

No es la primera vez que ocurre un caso así en Mendoza.

En junio del año pasado, una mujer también utilizó el cuaderno de comunicaciones de su hija de 7 años para pedir ayuda y, así, logró ser rescatada de su casa en la localidad de La Arboleda.

"Necesito ayuda, soy víctima de violencia de género, mi marido no me deja ir, llamar a la Policía", escribió.

En este caso también se realizó la denuncia y personal de la Unidad de Patrullaje de la localidad mendocina de Tupungato realizó un operativo para rescatar a la víctima, a quien encontraron encerrada junto a unos de sus hijos en una habitación.

Atención, contención y asesoramiento en situaciones de violencia de género
Por llamada gratuita las 24 hs Línea 144

Te puede interesar