Anunciaron la liberación de rehenes secuestrados por un grupo vinculado al Estado Islámico

MUNDO 25 de julio de 2021 Por Télam
El Ejército liberó a más de 150 civiles que eran rehenes del grupo Fuerzas Democráticas Aliadas, que el Estado Islámico considera su brazo en el centro de África y activo en la República Democrática del Congo.
60fd69df48c77_1004x565

El Ejército congoleño anunció este domingo haber liberado a cerca de 150 rehenes del grupo Fuerzas Democráticas Aliadas (ADF), que el Estado Islámico (EI) considera su brazo en el centro de África y activo en la República Democrática del Congo (RDC).

"Después de las ofensivas contra las ADF del 18 al 20 de julio en las localidades de Boga y Tchabi en el territorio de Irumu (Ituri, noreste), el Ejército liberó a más de 150 civiles: mujeres, ancianos, niños y jóvenes", declaró el teniente Jules Ngongo, portavoz militar en Ituri.

"No se trata de combatientes que se han rendido. Las ADF usaban como escudos humanos a estos civiles en cautiverio. Ahora se dedican libremente de sus ocupaciones habituales", explicó el oficial citado por la agencia de noticias AFP.

Las localidades de Boga y Tchabi se encuentran a unos 120 km al sur de Bunia, la capital de la provincia de Ituri, donde los rebeldes de las ADF están presentes.

"Efectivamente" unas veinte personas de Boga fueron liberadas "pero otras 16 siguen desaparecidas", declaró Rubingo Kabimba, un jefe de la localidad.

En mayo las autoridades acusaron a los rebeldes de las ADF de haber matado a por lo menos 50 civiles en las aldeas de Boga y Tchabi, donde también atacaron un campo de refugiados.

La ADF es un grupo de rebeldes musulmanes ugandeses, pero llevan casi 30 años en el este de la República Democrática del Congo.

En 2017 juró lealtad al Estado Islámico y lleva años sin realizar ataques en Uganda, pero desde 2014 suele perpetrar masacres en Beni.

Es el grupo más letal de entre unos cien activos en el este del país. Se lo acusa de matanzas de civiles que causaron al menos 6.000 muertos desde 2013, según un informe del episcopado congoleño.

En marzo, el vocero de Acnur, Babar Baloch, calificó de "alarmante" el incremento de los ataques por parte de las ADF en el país.

Asimismo, indicó que desde enero de este año "los ataques atribuidos al grupo armado Fuerzas Democráticas Aliadas (ADF) mataron a casi 200 personas, herido a decenas más y desplazado a unas 40.000 en el territorio de Beni, en la provincia de Kivu del Norte de la RDC, así como en las aldeas cercanas de la provincia de Ituri".

"En menos de tres meses, las ADF presuntamente realizaron incursiones en 25 aldeas, prendieron fuego a decenas de casas y secuestraron a más de 70 personas. Esto se suma a los 465 congoleños muertos en ataques atribuidos a las ADF durante 2020", dijo Baloch.

Desde abril de 2019, la organización yihadista Estado Islámico reivindicó a través de sus canales habituales en las redes sociales, algunos ataques de las ADF a cuarteles del Ejército y la Misión de la ONU para la Estabilización en la República Democrática del Congo.

EI considera al grupo como parte de su "provincia de África Central".

En marzo Estados Unidos incluyó a las ADF en la lista de "organizaciones terroristas" afiliadas al EI y en varios mensajes los combatientes rebeldes afirman pertenecer a la organización yihadista, pero sigue habiendo interrogantes sobre estos presuntos vínculos. 

Te puede interesar