River Plate venció 2-0 a Newell’s en Rosario

DEPORTES 21 de febrero de 2022
Se disputó un encuentro de la Fecha 3 de la Copa de la Liga.
river-2022jpg

River Plate le ganó 2-0 a Newell’s con un golazo de Juan Fernando Quintero, a los 26 minutos del complemento, y el restante de Robert Rojas a los 30′. En el estadio Marcelo Bielsa, se disputó un encuentro de la Fecha 3 de la Copa de la Liga. El partido contó con el arbitraje de Diego Abal y televisó Fox Sports Premium.

El primer tiempo fue muy áspero y friccionado. Aunque en un comienzo pareció tenerlo, River Plate no pudo tener un dominio pleno del juego. En esto tuvo mucho que ver la entrega y el sacrificio de Newell’s, que por momento abusó del juego brusco y de las faltas reiteradas. Pese a ello, los locales terminaron mejor en una etapa donde no hubo un claro dominador.

La Lepra avisó a los cinco minutos con un cabezazo de Cristian Lema, que salió muy cerca. El Millonario intentó controlar la pelota, buscó a Julián Álvarez pero la presión del local surtió efecto. Esto sumado a la imprecisión de varios futbolistas visitantes.

Marcelo Gallardo lo notó enseguida y por eso les reprochó a Tomás Pochettino y a Barco por la falta de coordinación en la presión. Para colmo de males, Héctor David Martínez, un baluarte en la defensa y clave en el juego aéro, sufrió una lesión en su rodilla izquierda y debió ser reemplazado por Maidana, quien jugó de 2 y corrió a González a la posición de 6.

Newell’s jugó a las espaldas de sus defensores y llevó peligro con Nicolás Castro, Juan Garro y Juan Manuel García. Sobre todo Garro, quien ganó por derecha en varias oportunidades. Sin embargo, la acción de mayor peligro la tuvo River Plate a los 31, tras un gran contragolpe que terminó con Santiago Simón rematando al palo.

Luego, fue el turno de una pelota para que peinó Enzo Fernández y que por poco no pudieron definir. Pese a este momento en el que el Millonario llevó peligro al arco rival, Enzo estuvo ausente y salvo alguna jugada aislada, no pudo dominar con claridad como acostumbra. Así se fueron al descanso empatados en cero.

Marcelo Gallardo movió el banco en el complemento y sacó a uno de los futbolistas de mayor imprecisión. Juan Fernando Quintero ingresó en lugar de Pochettino, buscando mayor fluidez en el traslado de la pelota y sus típicos pases milimétricos que tanto daño hacen. Le costó imponerse en el resultado, aunque fue arrinconando poco a poco a Newell’s, que pese a los cambios de Javier Sanguinetti el equipo se fundió.

Enzo Fernández fue el primero que tuvo el gol a los dos minutos tras una gran triangulación por izquierda, con Elías Gómez tras un desdoble de Barco. El pase atrás del lateral terminó con el mediocampista rematando desde el punto penal y en absoluta soledad, al poste.

Sanguinetti observó las falencias del equipo por derecha y sacó a Pablo Pérez, cansado y con amarilla, para resguardar esa zona. Sin embargo, nunca pudo encarrillar al equipo. Barco en ese lugar y Juanfer Quintero, desde el otro sector, llevaron peligro constante. A los 14′, otra buena jugada en la que el colombiano remató muy mal.

En Newell’s, Armando Méndez probó de media distancia y se encontró con un Armani seguro abajo. River respondió con un buen disparo cruzado de Barco, que Arboleda sacó con los puños a un lado. Hasta que a los 24 llegó una situación insólita y que complicó de gran manera al local. Vangioni se lesionó, su equipo ya no contaba con cambios y terminó jugando como delantero.

Para colmo de males, Newell’s, visiblemente cansado y sin piernas, salió mal desde abajo, Julián Álvarez presionó de gran manera al arquero Arboleda, quien remató de pésima manera y Juanfer Quintero, de primera y con la cara interna de su botín, convirtió por lo bajo desde afuera del área y con el arco a su merced.

No fue el único grosero error del arquero colombiano, ya que tres minutos después tuvo una floja respuesta ante el remate de Robert Rojas, tras un estupendo contragolpe de River Plate.

En apenas tres minutos, el Millonario resolvió un partido que se había puesto muy complicado por el gran esfuerzo de Newell’s, pero en el que nunca dejó de intentar. De esta manera, y tras la goleada ante Patronato de Paraná, el equipo de Gallardo suma otro triunfo y se acomoda en la Zona A de la Copa de La Liga.

Te puede interesar