Gerónimo Cortez no pudo llegar a las finales de la Copa del Mundo en España

SAN RAFAEL 05 de septiembre de 2021
El atleta sanrafaelino se convirtió en el primer argentino en llegar a semifinales en categoría K1 Senior en una Copa del Mundo.
cortez-geronimo

El kayaquista sureño, integrante del Seleccionado Argentino de canotaje,  no pudo lograr este sábado, por una penalización, pasar a las finales en categoría K1 Senior de la Copa del Mundo de canotaje que se disputa en La Seu de Urgell (España).

Este viernes había logrado una histórica clasificación a semifinales, con un bote que no conocía y sin haber probado antes en la pista. Además, tuvo una serie de complicaciones con la documentación que debió superar antes de llegar a la competencia internacional en España.

El mendocino comentó que “la semifinal la corrí este sábado, tuve un tiempo muy bueno pero tuve una penalización de 50 segundos, que es cuando no pasás una caña. No la pasé por muy poco, pero fue una penalidad de 50 segundos, que es un montón, que te llevan a tu tiempo final y ya estás afuera”.

“La carrera en sí fue muy buena –agregó– y estoy muy contento, logramos una semifinal para Argentina y, más allá de esta penalidad, pude dar una muy buena carrera. El equipo argentino en categoría Senior está conformado además por Sebastián Rossi, integrante de C1 masculino, Luz Cassini, K1 damas eslalon, y Nadia Riquelme, K1 damas”.

Pese a las complicaciones, hizo historia en semifinales

Con el cansancio propio de lo que le tocó vivir en lo personal y deportivo pero sin ocultar su inmensa alegría, Gerónimo avisó este viernes: “Entré a las semifinales de la Copa del Mundo. Es la primera vez que lo logra un argentino en la categoría K1 Senior masculino en una Copa del Mundo”.

Consideró que “fue muy loco como se dio todo. Llegué en el vuelo de este jueves, donde hubo mil complicaciones, y competí este viernes. Con kayak nuevo y sin haber probado la pista antes, como se dice, del avión a la semifinal en La Seu de Urgell”.

Explicó además: “Quisimos venir con el equipo principalmente a esta copa. Salimos el viernes pasado, por problemas de papeles, falta de permiso, la mitad pudo entrar a España y la otra no. Entre esa mitad estuve yo y nos quedamos afuera. Estuve en Buenos Aires y mientras esperábamos que todo se solucionara, aprovechamos para salir a correr. Estuve en el gimnasio, no dejé pasar el tiempo. No podía era ir a remar pero aproveché para hacer otras cosas”.

“Cuando subo al avión –agregó–, el miércoles 1 de setiembre, hago todo el vuelo perfecto. Cuando llegamos a España se suma Nadia Riquelme al equipo, que tuvo los mismos problemas que yo y comenzamos el viaje. Nos tomamos un ómnibus de Barcelona a Andorra para venir a La Seu y cuando hacemos la frontera me solicitan el pasaporte, comencé a buscarlo y no lo encontré, lo había perdido en Barcelona”.

Al respecto, señaló: “Tuve que hacer y movilizar muchos contactos, mucha gente buscando el pasaporte hasta que lo encontramos y me lo están enviando por correo, que me llega en principio este sábado. Llegué a un bote nuevo para mí. Le compré uno con tres años de uso a un español y llegué este jueves a la tarde a ponerle algunos calcos, pero no pude ni probarlo en el agua, porque se hacía tarde y tenía que irme a preparar el bolso y descansar”. Finalmente, el protagonista de esta inusual historia para un deportista de élite explicó: “Este viernes me desperté, vine corriendo a la pista, hice una entrada en calor tranquilo, ahí fue la primera vez que probé el bote, me pareció medio raro, por lo que en la primera manga busqué acostumbrarme al bote, a la pista, ya que no había podido entrenar. En la segunda manga, ya un poco más acostumbrado y con más energía, logré entrar en semifinales. No puedo explicar la felicidad que sentí, termine muy contento y emocionado, con lágrimas en los ojos”, concluyó.

Te puede interesar